Villasimius

Cerdeña está llena de preciosos destinos playeros pero Villasimius, sin lugar a duda, merece un lugar destacado entre éstos.

Caracterizada por un entorno todavía virgen, Villasimius es famosa por sus treinta y cinco kilómetros de playa de arena blanca con fondos poco profundos. Añadimos a esto, que el agua siempre tiene una temperatura agradable y que incluso permaneciendo cerca de la orilla se puede nadar entre los bancos de peces de colores y será fácil comprender por qué Villasimius es tan famosa.

Se puede llegar a ella en poco menos de una hora desde el aeropuerto de Cagliari, la carretera de la costa que la une, rodea un impresionante panorama que anuncia inmediatamente la belleza del lugar.

Sol, mar y una alternancia de calas y playas grandes rodeadas de colinas y salientes rocosos representan el escenario perfecto para unas vacaciones relajantes como pocas.

Pero es sobre todo la defensa proactiva de la naturaleza que hizo de Villasimius un destino turístico popular . Para preservar el medio ambiente, de hecho, está prohibido a grandes yates acercarse a estas costas: en Costa Smeralda las discotecas y en Villasimius el increíble patrimonio natural de la Reserva Marina de Capo Carbonara.

Una precaución que conserva el encanto de un lugar donde no es raro encontrar grandes tortugas marinas de la especie Caretta Caretta y colonias de flamencos rosa que descansan en el Estanque de Notteri.